Blog de la Red Mexicana de Cuencas

El observar con tristeza la condición en la que se encuentran gran parte de nuestros ríos y lagos, y cómo surgen, día a día con más frecuencia, historias que son ya cotidianas, de los impactos en la salud de la población que irremediablemente y a veces sin saberlo, han estado en contacto con contaminantes vertidos en nuestras redes hidrográficas, en arroyos, ríos y lagos; o bien, el mirar y oler la inmundicia en el que se ha convertido un río que cruza una ciudad clamando por justicia ambiental y que ha perdido su pertenencia y su vida, y sólo quedan de él recuerdos muy lejanos de lo que alguna vez fue; o bien, percatarnos que impunemente sobre zonas de riesgo, o en los propios cauces o en zonas de nacimiento de ríos se construye sin que nadie haga nada; o ver, supuestas soluciones técnicas para sanear un río que conducen a nada, esto me ha llevado a preguntarme, ¿qué pasa, por qué están así las cuencas de México, sus ríos y lagos?

Y esta reflexión me llevó al corazón y naturaleza de mi profesión, la administración; esto es, el lograr el desempeño efectivo de un sistema (organización), ser eficaces y eficientes. Profesión que amo profundamente pero, debo confesar que en algún momento de mis ya trece años de estar inmerso en el mundo de los temas ambientales me llegué a sentir por momentos "no encajar" entre biólogos, hidrólogos, sociólogos, edafólogos, antropólogos, geógrafos, ingenieros, pero, con el paso del tiempo y desde que cursé la Maestría en Gestión Integrada de Cuencas de la Universidad Autónoma de Querétaro, entendí que mi profesión "encaja" totalmente ya que implica trabajar en grupos multidisciplinarios, determinar el plan a partir de información técnica, pero también de los habitantes, del entorno, a varios niveles y escalas temporales y espaciales pero con la característica, a veces muy criticada, del que estudia ciencias económica administrativas, de la practicidad de lo que se hace, la viabilidad y evaluar, corregir o seguir.

Esto me apasionó de tal forma que una tarde en Villahermosa, Tabasco al final del II Congreso Nacional de Manejo de Cuencas alcé la mano en la Reunión de la Red Mexicana de Cuencas y junto con mis colegas Ignacio González y Adalberto Galindo decidí sumarme a fortalecer la Red Mexicana, una maravillosa iniciativa para construir sinergias y colaboración hacia el manejo y gestión integral de cuencas, sólo con las ganas y la voluntad. Ahora pasado el tiempo dejamos atrás el fortalecimiento y entramos a la etapa de desarrollo integrándose nuevos colegas a este esfuerzo colaborativo como Arnold Landa, Pierre Mokondoko y Raúl Vera y ahora serán cada vez más miembros de la Remexcu que se sumarán proactivamente junto con otras Redes como la Red de Socioecosistemas y Sustentabilidad (RedsocioecoS) y la Red Temática de Gestión e Investigación del Agua (ReTGIA).

Este tiempo de impulsar, sólo con ganas y voluntad la Remexcu, me ha hecho ver claramente que el problema, desde la perspectiva de la administración, implica al menos tres causas clave del nulo o bajo desempeño efectivo en las cuencas de México, por un lado, objetivos inadecuados, dispersos y sectorizados, que no construyen una visión común desde el enfoque de cuenca -cada uno viendo su tramo-, y por otro la incapacidad en la mayor parte de los casos de conducir con liderazgo la cooperación colectiva y la tercera no medir, no evaluar el manejo con respecto a la integridad de cuencas. Ahora, la probabilidad de un fracaso en el desempeño efectivo aumenta, si incorporamos el riesgo del sistema: cómo, cuándo y cuánto llueve y cómo se comporta todo el sistema bajo el estado actual y futuro de manejo. ¡Vaya complejidad!

Esta complejidad se suma a que el "administrador" a menudo no genera decisiones de política pública como señala Luis Aguilar, con naturaleza y sentido público, por haber sido "capturadas por grupos políticos o económicos, o por no obedecer a la ley sin arbitrariedades y discriminaciones, o porque gasta irresponsablemente los recursos públicos (con corrupción y / o ineficiencias) o porque no incorpora a menudo la opinión, la participación y la corresponsabilidad del ciudadano, o bien porque ni es transparente ni rinde cuentas y más aún no mira pues a menudo por el interés y beneficio públicos".

Así que, desde la perspectiva de la administración, quienes estamos metidos en la gestión integral de cuencas, buscamos el desempeño efectivo de un sistema complejo, -la cuenca-, que al final deberá traducirse en el mantenimiento o mejora de su integridad, estructura y funciones, de sus servicios ecosistémicos, en la reducción de la vulnerabilidad y de los conflictos ambientales, en fin, debe conducir a un mayor bienestar de los habitantes en el largo plazo, por eso es un mayor reto que llevar a una empresa a maximizar su valor o a una organización a lograr su razón de ser, es el reto de construir un futuro para mis hijos y mis nietos.

Sin embargo, tengo la esperanza de que este futuro parta de mejores principios o bases que conducen los mal delineados objetivos, mejores leyes que enmarcan cómo se "administra" ese sistema y la forma como estamos evaluando cómo funciona todo, y se tome un camino fuera de egos, fobias y filias y las iniciativas ciudadanas genuinas e inteligentes, aderezadas con un gran amor a México conduzcan hacia una política hídrica que tenga verdadera naturaleza y sentido público.

Los administradores debemos ser más técnicos y los técnicos más administradores y al final requerimos de liderazgos proactivos que se empeñen por genuinamente buscar la construcción de una visión común, que integren grupos multidisciplinarios y ahora, diría Manuel Maass, transdisciplinarios, pero de manera práctica, realista y participativa. Por lo que ahora, más que nunca, entiendo qué debe hacer un administrador al involucrarse en el manejo de cuencas.

Si la Red Mexicana de Cuencas puede ayudar a esta gran empresa a partir de la participación proactiva de cada miembro, aportando, creando sinergias, conectando, contribuyendo y participando se contribuirá en algo. Porque al final la RED LA HACEMOS TOD@S.

Twitter: @edripa

Usted no está autorizado para publicar comentarios

Lee, comparte y participa

REMEXCULa red la hacemos tod@s...