Boletines informativos publicados por la Remexcu relacionados con el manejo integral de cuencas, aspectos sociales y políticos, degradación de suelos y servicios ambientales, entre otros temas relevantes...

El agua no solamente es un recurso para el ser humano, también es parte fundamental de la vida de todos los organismos en el planeta. El ciclo hidrológico es la circulación del agua en la Tierra y constituye el proceso de circulación y transferencia de agua, en estado sólido, líquido o gaseoso, que se produce en el sistema tierra-océano-atmósfera.

Hoy en día se ha puesto gran énfasis en el manejo de cuencas ya que constituyen unidades funcionales y en ese sentido se le ha dado gran importancia a la captación de agua en la parte alta de las cuencas, impulsando proyectos de reforestación que coadyuven a este proceso. Sin embargo, ha recibido mucho menos atención, el afloramiento del agua en muchas cuencas bajas, sobre todo en climas tropicales y húmedos. En éstas, el agua superficial que fluye a través de escurrimientos y ríos se acumula en zonas bajas y depresiones, y el agua subterránea que baja hacia la planicie costera también con frecuencia emerge o aflora. En estas zonas se forman humedales de varios tipos. En nuestro país, en las partes bajas de las cuencas del trópico húmedo hay una presencia de este tipo de ecosistemas.