Cuenca del Río San Juan Zitácuaro

Municipio de Zitácuaro, estado de Michoacán, México.

Mapa del área de estudio.

Ubicación.

La cuenca del río San Juan Zitácuaro se ubica en la Región Hidrológica RH-18 río Balsas, Cuenca Balsas, Subcuenca río Cutzamala, y tiene una superficie de 44,647 hectáreas. La parte alta de la cuenca (el parteaguas) está en lo que localmente se conocen como sierras de Angangueo y Zitácuaro, las cuales se ubican en la vertiente sur del eje volcánico transverso de México. La parte baja de la cuenca se ubica en la Presa de El Bosque, que forma parte del Sistema Cutzamala, trasvase que provee de agua a la Ciudad y Estado de México.

Descripción general del río desde una perspectiva de conectividad (des-conectividad) socionatural.

El agua de la microcuenca drena hacia la presa del Bosque para luego incorporarse al Sistema Cutzamala. Del total de su superficie, 14,853 ha (51%) corresponde a la Zona de amortiguamiento y el 18% a la Zona núcleo de la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca. La propiedad social de la tierra se encuentra distribuida entre 28 núcleos agrarios, de los cuales 12 son comunidades y 16 son ejidos. En cuanto a la organización política, cada una de las comunidades se ejerce y está estructurada a partir de sus usos y costumbres.

La población de la cuenca es de aproximadamente 157,056 personas. De estas 86,901 viven en la zona urbana de Zitácuaro y 70,155 en la zona rural (INEGI, 2020). De acuerdo con el reporte de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), en el año 2015, el grado de rezago social municipal era bajo.

Alrededor de 4,936 habitantes hablan lengua indígena (47% hombres, 53% mujeres). Existen 7,074 personas de 15 años consideradas como analfabetas (solo el 4.5% de la población) y el grado de escolaridad promedio es de 8.3 (INEGI, 2020). Cuenta con un grado de intensidad migratoria medio, hacia Estados Unidos (Índice de Intensidad migratoria México-Estados Unidos 2010).

Las condiciones climáticas de la cuenca brindan precipitaciones de 843 mm anuales, las cuales están por encima de los valores de evapotranspiración potencial de 664 mm anuales, por lo que la disponibilidad de agua para la población es favorable en condiciones de conservación de los bosques. De hecho, probablemente la mayor parte de la población de la cuenca ha estado históricamente adaptada a la situación particular donde la cantidad de agua posibilita diversas actividades humanas, con sus inminentes limitaciones de "propiedad", ubicación, distancia o estacionalidad (Saenz, et al. 2014).

Sin embargo, la transformación de la agricultura de granos básico a la de frutales, considerando que en 2004 se contabilizaron apenas 995 hectáreas de aguacate y en el 2016 hasta 7,739 hectáreas del mismo cultivo; el cambio de cubierta de 2,100 hectáreas entre el 2006 y 2018 (Hernández, 2018); además de las sequías como la ocurrida en 2012 cuando se registraron solo 679 milímetros anuales; han convertido al agua en una variable crítica (Saenz, et al. 2014).

Retos para la conectividad y la incidencia del río y en particular el tramo.

Los retos de conectividad e incidencia en el Río San Juan Zitácuaro se expresan en el siguiente Árbol de Problemas:

Sin embargo, hacemos mención de cuatro retos para la incidencia en el corto y mediano plazo:

1. Mejorar la gestión de la cuenca a través de la participación de diversos actores con el objetivo de conservar su funcionalidad y facilitar las diferentes actividades humanas y económicas. Además de incorporar el conocimiento indígena en el manejo de los ríos y riberas.

2. Mantener el monitoreo comunitario del agua e incorporar el monitoreo de Gases de Efecto Invernadero en el Río San Juan.

3. Comunicar los resultados de las actividades realizadas en la cuenca y socializar con sus habitantes la importancia de mantener la conectividad socionatural del territorio.

4. Promover acciones de manejo de la cuenca que sean sostenibles.

Referencias.

Referencias bibliográficas.

INSTITUCIONES PARTICIPANTES