Blog de la Red Mexicana de Cuencas

La Red Mexicana de Cuencas (Remexcu), desde su fundación en 2007, busca la construcción de una comunidad de práctica que comparta ideas, encuentre soluciones e innove, a partir de la unión de esfuerzos dentro del manejo y gestión integral de cuencas.

El Blog de la Remexcu se ha creado como un espacio para fomentar el proceso cooperativo entre los miembros de esta Red con la finalidad de promover en forma proactiva e innovadora la reflexión, participación, inquietudes y esfuerzos colectivos para impulsar la integridad y gobernanza de las cuencas de México. Este espacio contará con la participación sistemática y continua de miembros activos, entusiastas y que tienen un genuino interés por difundir temas de interés para esta comunidad.

¿Quieres formar parte de este Blog?

Los arroyos viajan acompañados de sus riberas desde las partes altas, conectando las cabeceras de la cuenca con las partes medias y bajas. Las zonas altas suelen mantener mayor proporción de bosques, y en las porciones medias y bajas suelen predominar las zonas dedicadas a la agricultura y los asentamientos humanos. Los ríos y arroyos realizan la conexión entre estas zonas, manteniendo beneficios como el suministro de agua, la regulación de su calidad, la provisión de hábitat de peces, cangrejos, caracoles, "chacalitos", que son parte de la dieta de las comunidades locales (Flores-Díaz 2014). Estas funciones de la naturaleza se traducen en servicios ecosistémicos que nos beneficia a todos, favoreciendo relaciones entre zonas que pueden estar muy distantes (por ejemplo, el bosque del municipio de Mascota en la Sierra de Vallejo, contribuye al suministro de agua para la actividad de Vallarta, que está a 50 km de distancia). Para hacer un buen manejo del agua de estas zonas, es necesario reconocer que estos procesos de conexión tienen un patrón, es decir, un comportamiento que depende de las características de la red hidrológica, y de la cantidad, calidad y temporalidad del agua.

En los paisajes que habitamos, podemos reconocer la diversidad de formas de los cerros, montañas y lomeríos, así como de los arroyos y ríos que los atraviesan. Para los grupos humanos que habitan estos “diversos paisajes” que ocurren en el planeta, es claro el valor de estos cuerpos de agua, de manera tal que el asentamiento y desarrollo de la vida económica y social ha estado ligada a ellos. En tiempos actuales atestiguamos la transformación de los paisajes, en algunos casos se han vuelto más simples e incluso, homogéneos.

El virus COVID19 ha generado que el mundo aminore su marcha y esto tiene, sin duda, efectos en el ambiente. ¿Pero cuales? ¿Y qué tan duraderos serán? Han surgido videos mostrando como los animales silvestres vuelven a las ciudades, ahora que los humanos estamos encerrados. Pero la mayoría son falsos o muestran manadas ya habituadas a la vida en las ciudades, como los macacos en India, dependientes del alimento que les proporcionaban los turistas. Lo que está comprobado es que los niveles de contaminación de grandes ciudades afectadas (Wuhan, Londres, Madrid, Nueva York) han disminuido entre 30 y 70%. Esto es aplaudible porque: 1) reduce de forma directa los riesgos a la salud de sus pobladores y 2) baja de forma considerable los gases que contribuyen al Calentamiento Global. Básicamente, el coronavirus consiguió lo que cientos de países se habían comprometido a hacer en dos décadas de cumbres climáticas, con escaso cumplimiento en la práctica.

¡Vamos, levántense! Hoy salimos a campo. Así llegaba al cuarto de mis hijas algún fin de semana, pero nuestras salidas consistían en vestirnos con pantalones de mezclilla, playeras de manga larga y botas. Llevaba la sonda para medición de niveles freáticos, la libreta de campo, cámara fotográfica y el GPS. En el camino desayunábamos algún antojo de la localidad, que consistía en tamales o unas "picadas a la leña" y así iniciábamos la jornada de monitoreo. En el camino siempre con sentimientos encontrados, por un lado, el querer avanza en mi proyecto y por el otro ver por el retrovisor a mis hijas adormiladas en el coche pudiendo estar tranquilas en casa ... ¿Seré egoísta? ¿Mamá o profesionista?

La Madre Tierra está enferma, padece de calentamiento global. La han tomado sus signos vitales y sus “doctores” (científicos), le recetaron que tiene que bajar su ritmo de producción, que tiene que mantenerse “más natural”, que tiene que bajar su temperatura a 1.5°C. Estas advertencias han quedado en los artículos científicos, en noticias que luego se olvidan… sin embargo la Madre Tierra nos está pidiendo que actuemos. Actualmente enfrentamos una pandemia sanitaria mundial que nos muestra las estrechas relaciones entre la salud humana, animal y ambiental. El 22 de abril es el día Internacional de la Tierra y este año se centra en el papel de la diversidad biológica, para recordar que luchar contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad no sólo ayuda a la naturaleza, sino también a la salud humana. El próximo reto mundial debe ser reducir el calentamiento a 1.5°C.

El lago de Cuitzeo es el segundo cuerpo de agua más extenso en México. En la actualidad, el deterioro ecológico que presenta es evidente, y se agudiza con la desecación en su Vaso Oeste (ver figura 1). Este proceso es explicado principalmente por los siguientes acontecimientos: 1) el desarrollo económico y el intenso proceso de urbanización en su cuenca; 2) la construcción de la autopista Morelia-Salamanca; 3) los principales usos del agua en la cuenca (agrícola y el público urbano); 4) la contaminación del agua, mediante las descargas residuales que provienen de Morelia; 5) la deforestación; y por último, 6) la variabilidad climática.

Marzo 2020 inicia un cambio en las actividades de los seres humanos ¿El motivo? Un virus muy contagioso, el COVID-19 que se ha propagado a nivel mundial. Uno de los síntomas es una temperatura elevada y una de las medidas de prevención es lavarse las manos con agua y jabón. "Temperatura y Agua", dos palabras clave para enfrentar esta situación. Si tenemos una temperatura elevada sabemos que nuestro organismo está "luchando" contra una enfermedad, y así la Tierra ha registrado un aumento de temperatura con consecuencias ya observables ¿Cómo sabemos que existe el cambio climático? [1]

1. EL AGUA EN EL AMBIENTE

La superficie del planeta Tierra está cubierta por agua en casi 3/4 partes, mientras que la porción restante está representada por los continentes. Estas proporciones ejercen una influencia muy importante sobre el ciclo global del agua. El agua fluye desde los océanos y la atmósfera hacia la superficie continental. Una porción escurre por el paisaje siendo interceptada por el suelo, por formas de vida y por ecosistemas hasta alcanzar cuerpos de agua; otra porción se infiltra al subsuelo y a los acuíferos. En ambos casos el agua regresa a los océanos o a la atmósfera para iniciar de nuevo el delicado ciclo.

Recibí una llamada, el estudio se había aprobado. Habría que investigar ¿Cómo funciona ese cuerpo de agua? Armé un equipo para realizar un estudio hidrogeológico aplicando prospección geoeléctrica, cambio de uso de suelo con percepción remota, pruebas de permeabilidad, calidad del agua y vegetación. Es un lugar paradisiaco en una zona costera, tomamos datos, muestras, al final el resultado son palabras: un reporte técnico donde interpretamos el funcionamiento eco-hidrológico. El cuerpo de agua es un humedal, el cual se conservará. Y ¿Qué son los humedales? Son zonas de transición entre la tierra y los sistemas acuáticos, en donde el agua constantemente interactúa con la tierra y de esa manera controla el ambiente, así como la vida vegetal y animal asociada . En los diferentes ecosistemas viven una gran variedad de vida, conocida como biodiversidad. Este concepto incluye varios niveles de organización biológica. "Abarca a la diversidad de especies de plantas, animales, hongos y microorganismos que viven en un espacio determinado, a su variabilidad genética, a los ecosistemas de los cuales forman parte estas especies y a los paisajes o regiones en donde se ubican los ecosistemas".

Lee, comparte y participa

REMEXCULa red la hacemos tod@s...