Blog de la Red Mexicana de Cuencas

Hace un par de meses con los estudiantes de la MAGIC (Maestría en Gestión Integrada de Cuencas), fuimos de visita a la Peña de Bernal, con el propósito de tomar muestras de la microcuenca de San Antonio de la Cal. Nos contactamos con un poblador local, el cual nos auxilió para realizar la caminata en diferentes puntos de interés. El sendero era tranquilo por la "zona no turística de la Peña de Bernal", al ser un grupo multidisciplinario en el trayecto hay comentarios sobre el tipo de rocas que encontramos, la población, la vegetación, continuamos el recorrido donde además probamos garambullos (son una delicia). En uno de los sitios, observamos que la fuente principal de abastecimiento es agua subterránea, inclusive el agua brota de las rocas, evidencia de un manantial. El último punto es en el poblado, cerca de un hotel, hay una descarga de agua residual, donde se toma una muestra. Terminamos la jornada y pasamos a un sitio a comer, nos queremos lavar las manos, pero nos dicen que "No hay agua".

Está situación es un reflejo de la problemática actual: puede haber fuentes naturales, pero de difícil acceso y sin saber su funcionamiento para ser aprovechadas, existe contaminación sin consecuencias y tener sistemas de agua potable no garantiza que el sistema funcione adecuadamente. La enorme presión de la actividad humana sobre la disponibilidad de este recurso en los asentamientos humanos, los centros industriales y los turísticos, y en las zonas agrícolas, exige de un gran esfuerzo para proveerla en la cantidad y con la calidad adecuada. Para fines de gestión el agua se ha dividido en agua superficial (la de las cuencas) y agua subterránea (la de los acuíferos).

En la ley de aguas nacionales se definen como (DOF,2016):

"Acuífero": Cualquier formación geológica o conjunto de formaciones geológicas hidráulicamente conectados entre sí, por las que circulan o se almacenan aguas del subsuelo que pueden ser extraídas para su explotación, uso o aprovechamiento y cuyos límites laterales y verticales se definen convencionalmente para fines de evaluación, manejo y administración de las aguas nacionales del subsuelo.

"Cuenca Hidrológica": Es la unidad del territorio, diferenciada de otras unidades, normalmente delimitada por un parte aguas o divisoria de las aguas -aquella línea poligonal formada por los puntos de mayor elevación en dicha unidad-, en donde ocurre el agua en distintas formas, y ésta se almacena o fluye hasta un punto de salida que puede ser el mar u otro cuerpo receptor interior, a través de una red hidrográfica de cauces que convergen en uno principal, o bien el territorio en donde las aguas forman una unidad autónoma o diferenciada de otras, aun sin que desemboquen en el mar. En dicho espacio delimitado por una diversidad topográfica, coexisten los recursos agua, suelo, flora, fauna, otros recursos naturales relacionados con éstos y el medio ambiente. La cuenca hidrológica conjuntamente con los acuíferos, constituye la unidad de gestión de los recursos hídricos. La cuenca hidrológica está a su vez integrada por subcuencas y estas últimas están integradas por microcuencas.

Figura. Regionalización de cuencas y acuíferos de México (elaboración propia con datos de CONAGUA).

Es decir, las cuencas están definas por la topografía de la zona y los acuíferos por las diferentes formaciones geológicas del subsuelo. Por lo que las cuencas tienen diferentes límites espaciales que los acuíferos. Esta división hace más compleja su gestión. Imagínate, por ejemplo, que las cuencas fueran el límite de tu casa, y a su vez se divide en cuartos (subcuencas), e inclusive cada cuarto se puede volver a dividir (microcuencas), y aunque toda la casa tiene agua potable (hay disponibilidad), donde existen las "llaves" (fuentes) son los baños y la cocina, pero no hay forma de que llegue al pequeño cuarto de la planta baja. Por otra parte, hay una cisterna, que construyeron hace mucho tiempo, solo hay una bomba (no se sabe ni de qué tamaño es, ni cuánta agua tiene, ni en qué condiciones está), pero además esta cisterna es compartida con el vecino, por lo que se tienen que poner de acuerdo para poder aprovecharla. Así tenemos la división de cuencas y acuíferos, que además no coinciden con límites políticos, por lo que, aunque está registrado que tienen Disponibilidad a nivel cuenca, a nivel microcuencas pueden presentar condiciones diferentes. La situación de los acuíferos al no coincidir con las cuencas los hace "invisibles" y salvo algunos estudios hidrogeológicos para fines particulares, se desconoce el funcionamiento de muchos acuíferos y su interacción con las cuencas. Tanto las aguas superficiales como las subterráneas forman parte de un continuo y complejo sistema que hace funcionar los procesos naturales …

Olvidamos que el ciclo del agua y el ciclo de la vida son uno mismo

Jacques Cousteau
Referencias
  • DOF(2016). Ley de Aguas Nacionales. México. Última reforma 24-03-2016.

Lee, comparte y participa

REMEXCULa red la hacemos tod@s...